viernes, 21 de noviembre de 2008

ARTICULO: RELACION ENTRE LA GENETICA Y LA VIOLENCIA

PREGUNTAS

¿Qué relación hay entre el comportamiento violento y la genética en pacientes con expresiones agresivas?

¿Existe uno o varios genes involucrados con el comportamiento violento?

¿Que pacientes son más propensos a tener activos estos genes relacionados con la violencia?

El punto de vista que tiene la comunidad, las personas del común que encontramos en la calle, el vendedor ambulante, el mensajero, el vigilante, el aseador, sobre las manifestaciones de ira, agresividad y violencia. Son explicaciones referidas a causas como trastornos de convivencia, recibir malas noticias, no hacer el amor, dormir mal, problemas sentimentales, la situación del país, perder el equipo de quien somos hinchas. Pero si tomamos el punto de vista de la medicina es decir del médico, vemos una explicación mucho más allá de lo expresado por la comunidad, es más bien anatómica, fisiológica, basada en la parte molecular; aunque sin olvidar la parte sicológica. Esta comunicación con la comunidad y con la parte medica refleja las distancias que pueden existir entre los puntos de vista entre unos y otros, mientras los primeros hablan del tema basados en ejemplos que diariamente les pasan, escuchan y ven en otras personas, los segundos lo hacen por medio de sus estudios, de investigaciones realizadas. La explicación que realizan los médicos es el referente para profundizar en este tema.


HIPÓTESIS

La relación que existe entre el comportamiento violento y la genética es alta, interviene en más del 50% de las causas que promueven la violencia, y dependiendo de la constitución genética de cada individuos este porcentaje puede ser mayor o menor, así también mayor o menor la agresividad. El número de genes que actúan no es solo uno, sino más bien existen varios genes, que dictan la síntesis de sustancias química como los neurotransmisores en los pacientes; estos activan vías nerviosas desde la corteza hacia las diferentes conductas agresivas. Las personas más propensas a presentar los comportamientos agresivos aumentados, son aquellas que provienen de progenitores agresivos, tienen o han tenido ausencia de padres, problemas de convivencia familiar, vivir en sectores marginados y de miseria. Este ambiente en el que se encuentran los pacientes es determinante para que la parte de la genética se exprese y sean explicitas las emociones, es decir, a mayor ambiente deprimente mayor violencia.
¿Cuales serian las alteraciones en el comportamiento y en la convivencia de las futuras generaciones, si se lograra modificar o hacer una delección artificial ya sea en los gametos o en el propio embrión de los genes relacionados con las emociones, con la expresión de la violencia?
Es un interrogante que despierta pensamientos que abarcan imaginaciones de un futuro manejado y manipulado por la ciencia, investigadores dedicados a estudios que permitan por medio de la genética, llegar a obtener cambios en la manera de actuar de las personas, alterar las emociones que estaban predispuestas a expresarse naturalmente.

OBJETIVO

Conocer la relación que existe entre la genética y los comportamientos violentos de los pacientes.

PROBLEMA

El ser humano desde el principio de su existencia ha traído consigo comportamientos y actitudes violentas, que suscitan inquietud en nuestro diario vivir y en especial en la comunidad científica. Existen pacientes que sobrepasan los límites conductuales y llegan a generar grandes problemas en la integridad social y en el normal funcionamiento de sus relaciones personales.

JUSTIFICACIÓN

Estas manifestaciones agresivas y criminales generan acciones en pro de una explicación clara sobre los motivos por los cuales se presentan estos actos, como trascurren en el cuerpo los procesos que generan los síntomas y las conductas agresivas en las personas. Además por ser la violencia noticia del diario vivir, cada día escuchamos, vemos, percibimos actos agresivos, intolerancias, peleas, agresiones y asesinatos. Cada vez las cárceles están más amotinadas de delincuentes, cada día nuestra integridad, nuestro derecho a la vida, a desenvolvernos en un ambiente pacífico se encuentra amenazado. Estas razones importantes son el porqué de la decisión de emprender un estudio y caracterización de los comportamientos antisociales y conflictivos relacionados con la genética en los pacientes. Así mismo el tema en si es de mucho interés y trascendencia, se conocen pocos estudios del mismo y considero que debería ser mas abordado por las implicaciones que suscita en la convivencia y el normal transito de nuestras vidas.

ESTADO DEL ARTE

Emil F. Coccaro, jefe del departamento de Psiquiatría de la Escuela Pritzker de Medicina en la Universidad de Chicago, es autor de «Agresión: Evaluación psiquiátrica y Tratamiento», comparte con mi hipótesis que no existe un gen en concreto vinculado a la agresividad, son varios los implicados. Esta consideración es avalada también por el profesor Pierre Roubertoux, especialista en neurociencias del Centro Nacional de la Investigación Científica (CNRS) de Francia, quien piensa que pueden haber centenares de genes relacionados con la conducta, hasta el momento se han localizado unos 20 fragmentos de ADN afines con la conducta violenta y la lista podría extenderse.

El doctor Eduardo Castro del Servicio de Neurología del Hospital Andrade Marín de Quito – Ecuador, en su artículo Violencia y Agresividad: La visión del Neurólogo, muestra que estudios moleculares han identificado alguno de estos genes, que están implicados en la síntesis de neurotransmisores y receptores. Explica que el gen que se encuentra ubicado en el brazo corto del cromosoma numero 11, produce la enzima HIDROLASA DEL TRIPTOFANO, que es necesaria para la síntesis de la SEROTONINA, este neurotransmisor es importante para ejerce un control inhibitorio sobre la agresión impulsiva. Cuando en los pacientes los metabolitos de la serotonina se encuentran disminuidos en el líquido cefalorraquídeo, hay intento de suicidio acompañado con actos violentos y desorden de personalidad. Además el doctor Eduardo Castro comenta que la NORADRENALINA, otro neurotransmisor proveniente de de estos genes implicados, sigue un camino similar, pero esta vez regulada por las enzimas MAO y COMT, la primera se manifiesta en los pacientes con retardo mental y conducta violenta, debido a que hay una reducción de esta enzima en las plaquetas. La segunda enzima esta asociada a manifestaciones agresivas en los esquizofrénicos y esquizo-afectivos.

En cuanto a la relación que hay entre las expresiones violentas y la constitución genética de los pacientes, sugiero que es mayor al 50% de las causas que promueven estos actos. Sin genes que se puedan expresar, el ambiente seria ineficiente como factor inductor de violencia, se necesita la existencia de los genes violentos para que tenga sentido el ambiente. En cambio Coccaro dice que la influencia de los factores genéticos es menor al 50%, precisa que esta entre un 40 y 45%, y que el porcentaje restante le confiere al ambiente. En desacuerdo se encuentra el profesor Daniel Pérusse, de la universidad de Montreal, quien afirma que el peso de lo genético puede alcanzar un porcentaje de 80 y que el 20% restante es debido a otras causa diferentes a las genéticas.

Retomando la relación que existe entre los neurotransmisores y la agresividad, Coccaro indica que el gen que codifica el trasportador tiene diversas ejecuciones, es decir producir depresión o violencia, los pacientes deprimidos tienen bajos los niveles de serotonina y de noreprinefrina. En contraste, los pacientes agresivos tienen bajo los niveles de serotonina, pero el nivel de noradrenalina es normal o alto. Para entenderlo mejor Coccaro propone el siguiente ejemplo "Comparado con un vehículo, la serotonina sería el freno y la noradrenalina, el acelerador: en un paciente depresivo no funciona ni el freno ni el acelerador, el coche no se mueve, está apagado. En una persona agresiva, el freno no funciona pero el acelerador funciona bien o va muy rápido"

Entender algunas generalidades y características de los pacientes violentos es importante, por lo tanto me propongo mostrar algunas de ellas. En este orden de ideas para considerar a un paciente patológicamente agresivo, Coccaro dice que debe sufrir dos episodios violentos por semanas o tres grandes episodios violentos al año. Este se puede tratar, utilizando la terapia farmacológica o la psicológica, en forma individual o combinándolas, dependiendo de las características de los pacientes, debido a que algunos responden de una manera diferente y otros no responden al tratamiento.

El Doctor Manuel Molina Del Águila, profesor emérito de la Faculta de Medicina de la Universidad de Antioquia de Medellín Colombia, comenta que la ira es una reacción subjetiva de todos los mamíferos frente a un desafío, un peligro, frente a un estímulos nocivo, como un pellizco, un chuzón, frente algo afectivo o a expresiones desagradables, considera que es subjetiva por que no todos reacciona igual frente a los mismos estímulos. Los pacientes que reaccionan de forma agresiva van a demostrar ciertos grados de ira o rabia, frente a los estímulos que han hecho que se desencadenen, estos estímulos pueden ser de tipo social también, por ejemplo la muerte de la mama, o una impotencia frente a algo que le disgusta, o una enfermedad que no se diagnostico a tiempo, o el mismo hijo que al no hacer caso a la mama, le da rabia por impotencia. Los pacientes con rabia muestran palidez, esta es una reacción del sistema nervioso simpático y tener una cara ruborosa de respuesta de tipo parasimpático. Aparte de eso se van a producir otras reacciones como taquicardia, deformaciones musculares, reacción de tipo simpático y de tipo motora, que se integra en este fenómeno que llamamos rabia o esta situación emotiva que es la ira.

Cuando los pacientes tienen expresión de ira, hay que buscar el pasado del paciente por si es un problema de tipo sicológico, en la cual está la parte afectiva, de hecho pueden ser personas maltratadas en el pasado, padres incomprensibles, hijos en los cuales el padre era la figura agresiva o una madre que no les puso atención. Por lo tanto los que pagan el plato roto es lo que esta a su alrededor, ya sea objetos, cuando le van dando patadas a una puerta, a una piedra o hacia la misma persona o hacia los animales, hay muchachos que son agresivos contra los perros , los gatos, atropellan con todo el que encuentra por delante, vemos una patología de tipo social, de tipo patológica, de tipo afectiva y puede ser una patología de tipo orgánica, por ejemplo los pacientes con alzhéimer, los pacientes con enfermedades degenerativas, los pacientes que se les descubren que tienen un cáncer, ante la impotencia crean cierta agresividad, cierta ira frente al mismo Dios, cuando dicen por qué Dios mío me toco a mi.

El Doctor Molina sugiere que el tratamiento es individual y buscando la causa del comportamiento de ira o rabia de la persona, si es un problema sicológico ir a un sicólogo, si ese problema trasciende la barrera de lo sicológico y el paciente muestra una personalidad demasiado agresiva entonces es tratado por el siquiatra, si es un trastorno endocrino metabólico, entonces al endocrinólogo y si ya es un problema de pacientes terminales, cáncer terminal, ayuda a un sicólogo, ayuda de los familiares, ayuda del entorno, para hacerle a ese paciente algo más grato, que el acepte definitivamente que se va a morir de enfermedad terminal.

CONCLUSIÓN

Las expresiones violentas tienen una alta relación con la constitución genética de los pacientes, aunque el porcentaje no esta claro o no es exacto, los factores genéticos son de mucha importancia en la generación de actos agresivos. Estos factores genéticos no son determinados por un gen, sino más bien por varios. El ambiente también es determinante, por que permite que los genes se expresen y de esta manera lleguen a originarse los potenciales sicópatas y asesinos.

Partiendo de esta caracterización y estudio, pongo a disposición de todos los lectores este articulo, hecho con sacrificio y esmero, para ofrecer un conocimiento pertinente sobre las implicaciones que tiene la genética en la conducta agresiva, como son las manifestaciones externas e internas en el cuerpo en pleno acto violento.


BIBLIORAFIA

Pagina: Medicos Ecuador
Titulo del articulo: Violencia y Agresividad: La visión del Neurólogo
URL: http://www.medicosecuador.com/revecuatneurol/vol11_n3_2002/violencia.htm
Fecha: 18 sep 2008

Hora: 8:20


Pagina: Revista Axon
Titulo del articulo:La Genetica es clave en una de cada tres personas violentas.
URL: http://axxon.com.ar/not/179/c-1797018.htm
Fecha: 29 agosto 2008
Hora: 2:00 pm

Titulo del articulo:No existe un unico gen de la violencia
URL: http://axxon.com.ar/not/158/c-1580303.htm
Fecha: 28 agosto 2008
Hora: 2:3o pm

Entrevista a:
Doctor Manuel Molina Del Aguila.
Fecha: 10 de octubre 2008
Hora: 2 pm

1 comentario:

Jose Antonio Garcia dijo...

VICTOR, finalmente pude revisar tu blog. Cumples con los requerimientos, bien por el problema en comunicación, bien por el estado del arte y las referenciaciones, aunque creo pertinente una mayor profundización en tus conclusiones.